Endoscopia con una píldora que graba en 3D

Científicos del Wellman Center de Fotomedicina del Massachusetts General Hospital (MGH) han desarrollado una píldora que una vez ingerida graba imágenes del esófago y que se presenta como una alternativa a la endoscopia tradicional. Este nuevo proceso evita que los pacientes tengan que ser sedados, lo que elimina riesgos.

alternativa-a-la-endoscopia

La píldora está indicada para monitorizar a pacientes que sufran una enfermedad llamada Esófago de Barret, por la cual el revestimiento del esófago presenta daños a causa del ácido gástrico del estómago. La cápsula tiene un tamaño de píldora multivitamínica y crea imágenes detalladas de la estructura del esófago. Este sistema presenta diversas ventajas respecto al sistema de endoscopia tradicional.

La ventaja más obvia es que el paciente no requiere sedación. No se requiere de una instalación o equipamiento especializado y tampoco se necesita de personal entrenado para realizar endoscopias. Otra de las ventajas es que la imagen no proviene de cámaras con lo que es precisa hasta nivel microscópico y por supuesto, más definida que una imagen proveniente de una endoscopia de alta resolución.

La píldora contiene un sistema llamado OFDI (Optical Frequency Domain Imaging) o Sistema de Imagen mediante Frecuencia Óptica. Se basa en un láser que rota a muy alta velocidad y que emite un pulso de luz cercana a la infraroja. Luego la píldora contiene tambien sistemas que recogen y graban este pulso de luz rebotado en el esófago. Los científicos dicen que gracias a este sistema que sirve como alternativa a la endoscopia las imágenes que han obtenido del esófago son de las mejores que se han obtenido nunca. La píldora se ata a un hilo que hace que vaya bajando al ingerirse por la boca. Este hilo permite conectarse con el sistema que procesa las imágenes y aguanta la píldora mientras esta baja por el esófago gracias a las contracciones naturales de los músculos.

Una vez que la cápsula llega a la entrada del estómago se estira hacia arriba para que suba y las imágenes se graban tanto cuando baja como cuando sube. Una de las ventajas que se han demostrado es la del tiempo que se ahorran los pacientes. Mientras que una endoscopia puede tardar unos 90 minutos, este sistema puede completar una imagen del esófago en un minuto. Si se quiesiera se podrían hacer un par de pasadas hacia arriba y abajo, con lo que el tiempo total ascendería hasta los 6 minutos. En los estudios llevados a cabo, los pacientes que habían pasado por una endoscopia preferían el nuevo sistema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s